Se reúnen por primera vez todas las conversaciones con el poeta, en las que queda patente su visión anticipadora sobre la omnipresencia de la política o el papel de la literatura en la sociedad.

En 1907, el año en que ven la luz sus «Soledades. Galerías. Otros poemas», Antonio Machado, en la revista «Renacimiento» de Madrid publicaba un texto que no firmaba dentro de una sección que había empezado el mes anterior y que estaba encabezada por estas significativas palabras: «Bajo este título pienso hacer unos cuantos trabajos, en prosa y verso, encaminados a preparar el alma a bien vivir». En aquella ocasión, la elección había sido glosar la figura de H. D. Thoreau, pues en la revista se publicaba la traducción del capítulo «Soledad» de «Walden». El título general de Machado era «Tímidas consideraciones sobre el miedo de vivir y caminos para libertar a Dios, que está esclavo, según afirmó don Miguel de Unamuno». Y al respecto no habría ningún ejemplo mejor que el autor de «Concord», que no tendría ningún miedo de vivir y, lo que resulta más aleccionador y ejemplar, tampoco a morir.

Ver PDF de la publicación.